Carolina borda desde que tiene uso de razón, alternando sus trabajos temporales con puntadas convirtiendo este arte en su principal pasión y sustento de vida.

Bordadora-Carolina

Su experiencia como bordadora la lleva impregnada en su ADN pues creció en medio de las “costuras para bordar” de su madre Nancy quién tiene más de 35 años de experiencia bordando y su abuela Nelly.

familia-bordadoras

Historias como la de Nancy y Carolina son muy comunes en la comuna uno, debido a la gran cantidad de bordadoras que históricamente agrupan en sus barrios.

El boom comercial del bordado en los años 50 les permitió a muchas familias de Cartago conseguir un ingreso adicional a sus economías familiares y en muchos casos “levantar a sus hijos a puntadas”; 

Los bordados de Cartago se han posicionado a nivel nacional e internacional por sus espectaculares vestidos para mujer, guayaberas y lencería para el hogar de diferentes fábricas, talleres, diseñadores y emprendedores locales. 

En sus inicios el bordado fue considerado como una tradición familiar donde era muy común que las madres y abuelas bordaran las primeras sábanas y manteles de su hogar, y los primeros vestidos de sus hijos y familiares o prendas para ocasiones especiales como bautismo, primeras comuniones y matrimonios.

clases-bordado-maria-auxiliadora

Esta tradición artesanal considerada como un pasatiempo femenino de familias de noble abolengo en sus inicios, fue institucionalizada como materia en colegios de monjas vicentinas y franciscanas, evolucionando para convertirse en una fuente de ingresos alternativa para comunidades con pocas oportunidades laborales.

Al mismo tiempo que Cartago se posicionaba como la capital Nacional del bordado con los diseños de talleres y diseñadores locales , la comuna uno se convertía en un referente de la manifestación artesanal del bordado en Colombia logrando mantener “vivo este oficio” transmitiendo saberes y puntadas de generación en generación.

semillero-niños-artesanos-bordadorcitos

Carolina y su hermana Katherine esperando el transporte para ir a las clases de iniciación en bordado en el Centro Comercial Santiago Plaza, Barrio La Arenera 2018

En la comuna uno históricamente ha existido un gran número de artesanas bordadoras agrupadas desde el inicio del boom del bordado, cuando las matronas de este oficio enseñaron a grupos de mujeres, para luego enviarles “costuras” que les permitiera cumplir con la demanda de pedidos de la época.

Carolina ha querido revitalizar el oficio del bordado en Cartago transformando la comunidad donde vive, pasando de la “camisera a la fachada” como ella se refiere a esta innovación en bordado, que cuenta a viajeros y locales la cultura del bordado mediante un recorrido llamado “Tour Grafitis Bordados - Comuna Uno Cartago”.

carolina-grafitis-bordados

El arte como transformador no es solo una frase para Carolina, es filosofía de vida. Pues ella nota como el arte está teniendo un nuevo rol, dando relevancia al proceso artístico impulsando su capacidad transformadora en personas y comunidades. En esta época donde se valoran más los procesos y etapas de elaboración de un producto sobre la obra terminada.

La comuna uno está conformado por diferentes barrios como: La Arenera, La Platanera, La Playa, San Vicente, Los Alpes, entre otros que se han destacado en el tiempo por su lucha y tenacidad ya que mediante procesos asociativos, grupos de areneros generaron progreso en su comunidad, construyendo sus propias calles, acueductos, andenes y hasta la escuela, donde “las ganas y la mano de obra” fue el aporte y la fortaleza de esta comunidad.

comuna-uno

 La Comuna uno se encuentra ubicada en la entrada de Cartago 

Desde hace 18 meses venimos trabajando activamente con Carolina y el semillero de niños artesanos “bordadorcitos”, aprovechando la época de pandemia, exploramos diferentes técnicas, superficies y materiales que permitieran visibilizar el enfoque artístico del oficio del bordado.

El resultado fue la experiencia turística artesanal comunitaria “Tour Grafitis Bordados”, creada como homenaje al esfuerzo realizado por la comuna uno a través de los años, para transformar su entorno mejorando la calidad de vida de sus habitantes, mediante los oficios de bordado a mano y extracción artesanal de arena.

En este recorrido por las calles de la comuna uno podrás:

1.    Conocer la importancia de la comuna uno para el progreso de Cartago debido a los oficios de extracción artesanal de arena y el bordado a mano.

areneros-rio-la-vieja

2.    Caminar por sus calles admirando tres obras de arte bordado elaboradas en la técnica maxi bordado por niños, niñas, y artesanas bordadoras de la comuna uno.

viajeros-comuna-uno

3.    Bordar un souvenir o recuerdo de tu visita a Cartago con doña Nancy que te enseñará en el patio de su casa algunas puntadas que ha aprendido en sus 35 años de experiencia bordando.

taller-de-bordado

¿Te animarías a acompañar a Carolina a realizar el tour grafitis bordados por las calles de la comuna uno?